La consulta vinculante V2170-17 ha sido motivo de debate hoy en el Congreso de Asesores Fiscales celebrado en Madrid. La Consulta de un particular dice literalmente:

La consultante desea vender a través de una página web objetos y enseres personales y familiares de segunda mano.

Los diarios e informativos de todo el país se hacían eco de la contestación que la DGT ha dado a esta consulta:

Las compras de productos de segunda mano en Wallapop o eBay tributan al 4%, según Hacienda. Éste era el titular por ejemplo de la agencia de noticias Europa Press.

Si nos paramos a analizar la noticia, no es entendible tanto revuelo. No sé está regulando nada nuevo, el comercio online está regulado en los mismos términos tributarios que el comercio tradicional. La teoría es esa, el problema viene en la práctica. Quizás ni un 1% (siendo generoso) de los particulares que venden por internet a otros particulares actúa de manera fiscalmente correcta.

Realmente, si nos atenemos a la legalidad, ésta es la manera correcta de proceder desde el 24 de Septiembre de 1993 cuando se aprueba el Real Decreto Legislativo 1/1993, Ley del Impuesto de ITPAJD.

Efectivamente, al ser una transmisión, en este caso entre particulares (recordemos que si hubiera un empresario o profesional en dicha transmisión y en el ejercicio de su actividad empresarial, la tributación sería por IVA), está sujeta a ITP.

La clave está en que, a diferencia del comercio de segunda mano entre particulares, el comercio online es más “fácil” de controlar. Los técnicos del Ministerio de Hacienda ya le están solicitando las bases de datos de los usuarios a los principales portales de venta por internet. A mi entender, en este apartado, se entraría en conflicto con la Ley Orgánica de Protección de Datos. ¿Realmente doy consentimiento a las plataformas de comercio online para que transfieran mis datos a la Administración Pública?

¿Quién es el sujeto pasivo de la operación? En este caso, el que debe tributar por ITP es el comprador. Él es quien debe cumplimentar y pagar el Modelo 600. El tipo impositivo en la actualidad es del 4% para los bienes muebles.

¿Y qué hay del vendedor? En este tipo de transmisiones (segunda mano) es poco común que se produzca una ganancia patrimonial. Pero si la hubiere debería declararla en IRPF (el tipo oscila entre el 19% y el 23% en función de la ganancia).

El Estado necesita dinero y en el comercio electrónico tiene un filón…

Publicaciones Recientes

Deja un Comentario

bloqueo-societario